¡Fin del veroño! Organiza tu armario en 11 pasos

Ya nos veíamos haciendo la maleta para el puente de diciembre incluyendo el trikini o pidiendo un batido de polvorones en Diciembre. Al otoño le ha costado llegar pero parece que ahora va en serio (o eso nos da que pensar tras la tromba de agua que hemos padecido en El Masnou). El cambio de clima y además de forma nada gradual nos obliga a tener que pensar qué día perderemos de nuestras (pocas) horas libres para organizar la ropa de nuestro armario. Vivas sol@ o con un séquito de niños y/o suegra, se acerca ese temido momento. Para que no sea del todo caótico, ahí van un par de consejos y ideas de interiorismo para que te sea lo más leve posible.

¿Caos en tu armario? ¡Organiza tu ropa!

1. ¿Seguro que se guarda todo para el próximo año?

Sé sincer1o/a contigo mismo. A la hora de guardar la ropa para el año que viene, piensa qué cosas no te has puesto en toda la temporada y que de hecho, hace ya años que se pasean por tu armario sin que le eches ni el ojo. Estas prendas sólo ocupan espacio y no son útiles.

Una vez tengamos la ropa definitiva, conviene guardarla por prendas: vestidos, camisas, camisetas, bañadores, etc. Nunca está de más señalizar qué contiene la caja. Otra forma de organizarlo es por el uso: ropa casual, de oficina, para el gimnasio o de fiesta.

2. Un mapa del armario

Si estamos apuntándonos todo durante las 24h en nuestro iPhone o smartphone, ¿por qué no hacerse una chuleta de dónde hemos guardado las prendas de ropa? Especialmente si disponemos de varios armarios y una memoria corta en la que no podemos confiar al 100% para estas cosas…

3. Empecemos por un solo tipo de perchaidea percha armario

El armario se verá más limpio y más funcional si se utiliza un solo tipo de percha; ya sea de madera, alambre o plástico. La única excepción es para las chaquetas y abrigos, ya que necesitan perchas más grande para mantener la forma de los hombros y que no se nos deformen.

4. Percha doble con una anilla de lata

4Este gran truco de Idea Bottle nos permite colgar más de una prenda en la percha y pares de conjuntos para no tener que pensar y coger lo primero que encuentras. Es muy sencillo, se coge la anilla de cualquier lata y que ésta haga de enlace entre las dos perchas. Así se ocupa menos espacio y de paso es una gran ayuda cuando no sabes qué ponerte.

5. Cualquier puerta sirve

Probablemente tenemos ya muchos o todos los armarios llenos de ropa. Es por eso que ahora toca hacerse con los interiores de las puertas; sí, esas que abren a armarios o guardarropas. El truco es sencillo: colgamos una barra y en ella le situamos tantas anillas como deseemos. En algunas tiendas de decoración se pueden encontrar pequeñas anillas con un gancho o pinza para colgar prendas que en invierno ya no podremos llevar (foulards, cinturones, collares, etc.). Es una idea de Wayside Sacraments.

6. Guardarropa de otoño/invierno

Aunque dispongas de poco espacio; es recomendable almacenar la ropa por tipología o bien por color. Pon las chaquetas en un lado, guarda las camisas y los jerséis separados y en la parte opuesta, deja sitio para los pantalones.

7. ¿Lo usarás todo?

Jurarías ya haberte deshecho de esos vaqueros antiguos y sabes que tu mujer te matará si te los pones una vez más. Aunque les guardes cariño, hay cosas que necesitas más y no vas sobrado de espacio. De todo lo que tienes usas de un 20 a un 40% de tu ropa por lo que haz una ‘edición’ de tu guardarropa de la temporada que viene y aunque no lo tires, déjalo en una caja para que haya espacio para lo que te regale tu suegra estas próximas Navidades…5

8. Si lo puedes ver, lo puedes encontrar

El punto más importante de un guardarropa es poder tener junta toda la ropa en una habitación. De este modo fácilmente podrás acceder a tus cosas. Después de haber hecho una buena criba en tu ropa, ahora hay que organizarla.

Hay un montón de cajas y sistemas especializados organización en el mercado (conviene probarlos en la tienda antes de que entren a casa). Te recomendamos que sean prácticos y por mucho diseño que tengan, valores si realmente son útiles para tu día a día.

9. Y los zapatos, ¿dónde?

Elije un sistema y dejar de quejarte y confundirte a ti mismo. La mejor opción es la que maximiza el espacio de almacenamiento y es fácil de usar. Recuerda que un sistema engorroso será una carga cuando estás en un apuro sin tener en cuenta lo bonito que se ve en una revista. Considera cómo vives y elige entre un estante de zapatos en el suelo, colgando organizadores de zapatos, ver a través de cajas de plástico o incluso las cajas de zapatos originales (con fotos adjuntas a los extremos o lados de ellos para que pueda ver fácilmente lo que hay dentro).

10. Establecer zonas

No tiene sentido perder el espacio de almacenamiento más alto, con faldas cortas y blusas; es mejor usarlo para los vestidos y pantalones largos. Coloca una barra baja para aquellas prendas más cortas. Un taburete plegable es de gran ayuda para alcanzar los estantes altos.

11. Organizar los elementos plegados

Al organizar la ropa plegada en los estantes debemos colocar las prendas más pesadas ​​o más voluminosas en la parte inferior de cada pila y los más ligeros en la parte superior . Después de doblar de una manera uniforme hay que organizar las prendas por función (ropa de entrenamiento, casual, de oficina o de fiesta) y luego por el color (de blanco a negro).

6

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.